12 de Diciembre, 2016
Vincenzo Puxeddu culminó taller en el MUCI integrando cuerpo y expresividad con el arte y las ciencias

(FMN-Prensa MUCI, diciembre 2016) “Fue una experiencia muy interesante por el público que participó; no solamente había personal de las unidades de educación de los museos, sino que también se hicieron presentes artistas plásticos, actores, fotógrafos, un público muy vario y creativo”, así se manifestó Vincenzo Puxeddu al culminar su taller “Los coleccionistas. Entre el arte y la ciencia”, que se llevó a cabo en la sala 6 del Museo de Ciencias.

El médico fisiatra, terapeuta en danza y movimiento agregó que los asistentes fueron muy participativos en una actividad que se centró en el aspecto físico del cuerpo humano algo que –a su juicio- no es fácil de tratar. Explicó que el taller se ajustó al tema de la exposición Aspice et Disce. Del coleccionismo ilustrado al científico, y planteó ejercicios a partir de las piezas de las colecciones de paleontología, antropología y arqueología expuestas.

Integración y performace

Es de recordar que el taller “Los coleccionistas, entre al arte y la ciencia”, propuso a los inscritos la adquisición de nuevos métodos de trabajo creativo a partir de las posibilidades pedagógicas que ofrece un tema o una pieza de colección de sus respectivos museos o de su entorno artístico y cultural en general.

Esta actividad contó con el respaldo de la Fundación Museos Nacionales (FMN), el Ministerio del Poder Popular para la Cultura (MPPC) y la Embajada de Italia en Venezuela.

“La idea fue es que los participantes desarrollaran una disponibilidad a la visión, a la escucha, a la presencia activa en la exposición y, por otra parte, que sacaran provecho de la ‘inteligencia incorporada’, en el sentido de integrar el lado experiencial en la aproximación a las diferentes piezas que exhibe el museo”, apuntó Puxxedu.

Agregó que el taller (realizado del 29 de noviembre al 2 de diciembre) incluyó dos aspectos: la relación de la estructura corporal humana con los fósiles que forman parte de la exposición, que permitió comprender, en el ámbito fisiológico, algunos elementos relativos al esqueleto y las articulaciones de los individuos.

Por otro lado, el taller se enfocó en las piezas de la exposición que forman parte de las colecciones de arqueología y etnografía del Museo de Ciencias. “Hicimos un trabajo de búsqueda e investigación sobre un tema conectado con la memoria corporal y filogenética así como con la memoria ontogenética y personal”.

Puxeddu, quien también es doctor en psicología clínica, resaltó que de este taller se lleva una ganancia muy importante por la calidad de las personas que participaron. Destacó que fue una experiencia que sumó pedagogía y expresiones artísticas conectadas con el cuerpo y diferentes ramas de la plástica. Resaltó que la interacción fue un estímulo muy potente.

“Trabajar con el cuerpo en un museo significa centrarse en la presencia y la interactividad, pero, claro, la participación de artistas en el taller dio a los ejercicios la dimensión de un performace en estos espacios de ciencia y cultura”. Eduardo Saavedra Altuve (FIN-FMN-PRENSA MUCI)