07 de Octubre, 2016
MUCI pone en relieve 140 años de historia con Aspice et Disce. Del coleccionismo ilustrado al científico

(FMN-Prensa MUCI, septiembre 2016) En un acto encabezado por el Lic. José Ignacio Herrera, el Museo de Ciencias (MUCI) realizó la inauguración de la exposición  Aspice et Disce. Del coleccionismo ilustrado al científico, que explora la conformación y la historia de las distintas colecciones que integran el amplísimo patrimonio del museo más antiguo del país.

Ubicada en la planta baja, así como en los dioramas, el nicho del lucernario (piso 1), y en las salas 5, 7, 8 y 9, la mencionada exposición cierra las celebraciones por los 140 años del Museo de Ciencias.

“La idea es mostrar la historia del museo a través de una significativa selección de piezas y ejemplares que han ingresado al patrimonio de la institución desde finales del siglo XIX hasta el presente”, destacó Herrera. Es de destacar que la presidente de la Fundación Museos Nacionales (FMN) Joan Bernet Biscochea realizó un recorrido por la exposición, en compañía de Maritza Arispe, curadora de la exposición.   

Curiosidades

El director explicó que Aspice et Disce resalta el valor de las piezas a través de su origen, antigüedad, modo de ingreso a las colecciones del museo o por su importancia científica o cultural. Señaló que, por ejemplo, hay muestras de especies biológicas ya extintas, figuras precolombinas aportadas por científicos que exploraron el territorio venezolano, así como la colección de rocas de José María Vargas, entre otras joyas patrimoniales.

“La muestra recuerda que el perfil del museo se enmarca en el período de la Ilustración y del conocimiento enciclopedista, de allí su título: Aspice et disce, o ‘Mira y aprende’, es decir: percibir con los sentidos y comprender con la razón”.

Herrera explicó al público visitante que en la entrada del museo se evoca un gabinete de curiosidades, espacios muy comunes en Europa durante los siglos XVII y XVIII, donde los naturalistas, científicos y exploradores reunían los objetos “raros o exóticos” que colectaban en lugares lejanos, poco conocidos, y que hoy se ubican en el origen de los museos.

Manifestó que la exposición también busca un punto de encuentro entre el arte y la ciencia a través de la incorporación de ocho piezas de arte contemporáneo de la colección FMN, de autores como Miguel Von Dangel, Nelson Garrido o Pedro Terán; se crea así un contrapunto que invita al público a apreciar semejanzas y diferencias entre lo científico y lo artístico, a descubrir que ambas prácticas, desde su especificidad, constituyen aproximaciones a la realidad.

Este último tema se manifiesta igualmente en la relación entre el dibujo científico y el artístico con piezas de la colección del museo, como las ilustraciones biológicas de Adolfo Ernst, fundador y primer director del MUCI, y otras de dibujantes venezolanos que formaron parte de exposiciones que abordaron contenidos de conservación de la fauna.

Poesía

Como preámbulo a la inauguración de la exposición, el colectivo femenino “Toda la poesía en la voz” ofreció un recital con textos de sus integrantes y de varios autores nacionales y foráneos, en los cuales destacaron temas referidos al vínculo del humano con la naturaleza.

De este grupo de seis poetas, que han representado al país en diversos festivales nacionales e internacionales en países como Colombia, Argentina, Trinidad y Tobago, México, Cuba, Uruguay y Francia, se contó con la asistencia de Ximena Benítez, Alejandra Segovia, Celenia Arreaza y Argelia Silva.

La lectura del colectivo fue propicia para hacer una reflexión en los presentes sobre la relación entre arte y ciencia en los museos como espacios de conocimiento y encuentro cultural.

Legado

Aspice et Disce. Del coleccionismo ilustrado al científico, pone a los ojos del público 141 años de historia del Museo de Ciencias, una historia que revela los inicios de la investigación científica y la museología en el país y sus protagonistas. Se reúnen unas 600 piezas, seleccionadas de las colecciones de aves, mamíferos, fósiles, insectos, moluscos, rocas y minerales, objetos culturales de antiguas civilizaciones y restos óseos humanos, algunas de las cuales no habían sido expuestas en más de una década.

Las piezas exhibidas están asociadas a destacados personajes de nuestra historia científica y cultural tales como José María Vargas, Gustavo Adolfo Ernst, Arístides Rojas, José María Cruxent, Walter Dupouy, Rafael Requena, Cornelius Osgood y George Howard, entre muchos otros.

En la sala 5, Expediciones y expedicionarios, se reúnen fotografías de los viajes a distintas zonas de la geografía nacional que realizaron científicos en el trascurso de las décadas, que en muchos casos fueron aupados por el MUCI, y cuyos productos y resultados fueron decisivos para el avance científico del país y alimentaron la colección del Museo.

Con esta nueva exposición el MUCI, institución adscrita a la Fundación Museos Nacionales y al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, cierra su aniversario 140 de fundado y a la vez abre sus puertas para que el público visitante conozca y aprecie la huella que ha dejado en la historia científica y museológica de Venezuela. (FIN-FMN-PRENSA MUCI Eduardo Saavedra Altuve)